Acompanyament Familiar

Bcn atemptat

Ante los hechos sucedidos en las últimas horas tanto en Barcelona como en Cambrils, se me genera el compromiso de poder escribir un pequeño artículo que sirva como herramienta orientativa a las famílias con niñxs para poder así hablarles del tema que, seguramente, está el boca y corazón de todos y todas.

La consternación es evidente, a la vez que es necesario recordar que lxs niñxs son el linaje más inmediato para nuestro mundo y es de suma importancia poder cuidar los valores y los mensajes que les transmitimos ante los hechos vividos.

A continuación presento una serie de puntos que no pretenden ser una guía única, sino que tienen la finalidad de orientar a las personas adultas en el momento de hablar con nuestrxs hijos sobre los atentados de las pasadas horas, para poder hacerlo de una forma respetuosa y adecuada para ellxs.

  • En primer lugar es importante no exponerles a las imágenes y vídeos que circulan tanto por los medios de comunicación como por las redes sociales. El impacto que producen es acusado incluso en las personas adultas, así que cabe imaginar que en ellxs la sensación de alarmismo, urgencia y pánico que reflejan, supera su capacidad para poder clasificar lo que ven. En adolescentes, que ya poseen una capacidad abstractiva y una madurez más asentada, el enfoque puede ser parecido al que utilizaríamos con una persona adulta joven, puesto que son más capaces de comprender situaciones de este calibre. Es importante estar atentas a no herir su sensibilidad y no forzarles a saber más de aquello que quieren y pueden sostener.
  • Siguiendo con el punto anterior, antes de hablar con lxs niñxs, es importante que les demos la palabra a ellxs primero. Es decir, que debemos preguntarles primero qué es lo que creen que sucede, si alguien les ha explicado algo, si han escuchado algo en referencia a la situación, etc. Esto nos puede dar una orientación de hasta donde han procesado la información, o hasta donde llega su interés en la materia. No hace falta tener prisa para que comprendan nada. De hecho, a muchas personas adultas nos cuesta comprender por qué suceden este tipo de situaciones. Ellxs tienen toda una Vida por delante, y estoy segura que ya les llegará el momento cognitivo y emocional adecuado para que les podemos compartir que es realmente un atentado terrorista.
  • En base a su edad, podemos propiciar una información, o bien otra. Para niñxs menores de 10 años (aprox.) es básico ser prudentes al nombrar y transmitir cierto tipo de información. Hablar de guerra, terrorismo, atentado, explosivos, etc. puede estar fuera de lugar. Una vez hechas las preguntas para ver qué saben y hasta que punto les interesa el tema, podemos explicarles que “han habido unas personas que estaban muy enfadadas y han querido dañar a la gente que caminaba por la calle. ¡A algunas de ellas les han hecho mucho daño! I ahora estamos todxs muy tristes y preocupadxs”. Si lx niñx pregunta por qué querían hacer daño a lxs demás, le puedes argumentar que “a veces las personas pensamos distinto, ¿verdad? Pues estas personas que han hecho daño piensan distinto a la gran mayoría y nos lo han querido explicar haciéndonos daño”. Todxs lxs niñxs han vivido momentos de conflicto con iguales, con hermanxs, etc. Puedes aprovechar sus vivencias para ponerle un ejemplo que le ayude a comprender este tipo de diferencias. Por ejemplo: “¿verdad que a veces Jose se ha enfadado porqué quería tu bicicleta? Y tú, algún día, le has pegado y le has hecho daño, ¿recuerdas? Pues lo que ha pasado hoy a Barcelona/Cambrils es que unas personas muy enfadadas han hecho mucho daño a otras”. A partir de aquí ya es difícil de profundizar con lxs niñxs. Por qué los terroristas lo han hecho es una respuesta tan compleja, que hasta me cuesta respondérmela a mí misma. Y, de hecho, así mismo se lo podemos trasmitir a lxs niñxs: no es necesario que tengamos todas las respuestas a sus preguntas. Las personas adultas también dudamos, no lo sabemos todo, nos afectan las situaciones, etc. y así y todo, debemos seguir siendo las personas adultas de referencia para poderles acompañar y sostener cuando nos necesiten.
  • Cuando lxs niñxs sean más mayores, ya están más preparados para que les podamos hablar del conflicto real, adecuando siempre, eso sí, nuestro lenguaje a su edad e intereses. Para acompañar nuestras explicaciones podemos acudir, por ejemplo, a un mapamundi para contarles las guerras que están habiendo -y que ha habido- en relación a los conflictos de Oriente Próximo; les podemos hablar de los intereses petrolíferos de los países que se llaman del 1er mundo; del maltrato constante que sufren las zonas del mundo que viven en guerra constante; del conflicto de los refugiados y de Síria, etc. No hace falta que todo esto llegue como una clase magistral, sino que en función de su edad y de sus ganas de saber y de escuchar, podemos ir hablando del tema lentamente. El que si que es importante es que comprendan que en una guerra como la que se vive a nivel mundial, todo el mundo sufre. Que ahora nos ha tocado más cerca de nuestra casa, pero que esto no significa que no haya otros lugares del mundo que lo viven diariamente. Que las guerras son ocasionadas por diferencias entre estados, por anhelos de colonización, por privilegios falsos que unos cuantos se otorgan en detrimento de muchos otros. Cuanto más informadas y críticas estemos, más información veraz les podremos facilitar a nuestrxs hijxs mayores.
  • Es importante que intentemos mantener la serenidad en el momento de transmitir todas estas informaciones. Lxs niñxs absorben los ideales y actitudes de las personas adultas que les rodean, y esto hace que seamos grandes responsables de todo aquello que sembramos en las futuras generaciones. Es muy común que ante un ataque terrorista isámico, el racismo y el odio se expandan y tiñan los comentarios cuotidianos. Es imprescindible que pensemos que hay muchísima más gente que quiere la PAZ, que no la que quiere la guerra. Que la inmensa mayoría de personas que practican el islam condenan los atentados y apoyan a las víctimas y lxs afectadxs ( a lxs niñxs más mayores les podemos enseñar las cartas que diversas comunidades islámicas han redactado al respeto). Es importante tomar un voto de prudencia y de coherencia para que no nos trague el monstruo del miedo que todo lo tiñe y que, a nuestro pesar, puede llegar hasta nuestros hijos e hijas. La forma como vivamos en nuestra propia piel todas estas ideas y conceptos impregnará la forma con la cual transmitiremos los mensajes a nuestrxs hijos. Como personas adultas: ¿queremos abonar un futuro donde prime el odio, la venganza y el miedo? ¿O ayudaremos a promover culturas de paz, respeto, tolerancia y amor? El activismo es algo que lxs niñxs deberán escoger a medida que se hagan mayores. Dejémoles gozar de su inocencia en la Vida y procuremos ubicar cada cosa en su lugar. Aquello que las personas adultas debamos transformar para tener un mundo mejor que dejar, no les incumbe a ellxs todavía. ¡Seamos ordenadxs!

 

Para cualquier duda, pregunta o comentario, ¡no dudes en escribir.

Mucha LUZ para todas las víctimas, directas e indirectas, de este atentado. Acompañamiento Familiar pone a disposición un grupo GARTUITO de apoyo a las famílias afectadas a partir de Setiembre.

Elisenda Pascual i Martí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *