Acompanyament Familiar

Lara Terradas

Psicóloga, terapeuta, acompañante en Educación Viva, profesora de inglés y creadora del proyecto Tic Tac Toe, colabora en Espacio TCI. Formación y proceso en terapia Gestalt y formación en Terapia Corporal Integrativa (TCI). Formación y proceso en el programa SAT del Dr. Claudio Naranjo. Formación y proceso en “Prevención de la Neurosis” de Evans Reichert. Proceso en el método de la Biografía Humana de Laura Gutman. Acompañamiento de proceso vitales en infancia y familia en proyectos de Educación Viva. Coordinadora y formadora para acompañar procesos de transformación en adultos. Creadora e impulsora de Tic Tac Toe, iniciativa basada en el juego respetuoso en inglés. Colaboración con Espacio TCI acompañando un grupo de transformación personal a través de la Terapia Corporal Integrativa.

Desde muy pronto me ha fascinado el conocimiento nuestro mundo interno, que nos pasa por ser como somos. Por eso estudié Psicología, hace ya años. Voy finalizar este recorrido a Holanda, donde vi otras aproximaciones psicológicas de una sociedad diferente a la nuestra. La carrera me enseñó muchas cosas y seguí buscando al terminar la universidad más herramientas para caminar hacia el contacto más verdadero con una misma, y por tanto, con los demás. A través de esta búsqueda me encontré con la terapia Gestalt, que me abría un mundo de posibilidades internas así como un universo lleno de recursos para ponerlos al servicio de las personas para acompañarlas en sus viajes de indagación personal. Simultáneamente me adentraba en el conocimiento del Ego y la Esencia humana a través del programa SAT del Dr. Claudio Naranjo, que me daba herramientas para trabajar en dirección de la liberación del sufrimiento humano, reconocimiento y apertura del corazón, en un movimiento para re-sensibilizando y entender qué nos pasó a la infancia para darnos cuenta de quien somos hoy y quienes queremos ser. Sumava, posteriormente a estas experiencias y conocimientos, nuevos aprendizajes que ponían el cuerpo en el centro del proceso de transformación a través de la Terapia Corporal Integrativa; “El cuerpo no miente” y desde la palabra a veces nos podemos enredar. Al mismo tiempo sentía un profundo interés en diversas disciplinas psico-corporales que me ayudaban a vivenciar el cuerpo desde lugares desconocidos, así como aportarme recursos para acompañar a personas desde el cuerpo: meditación zen, kundalini yoga, danza contact- imporvisació, acro-yoga, entre otros. Actualmente entiendo el cuerpo como el espacio físico que materializa los procesos energéticos, emocionales y mentales que traspasamos a la vida. Y entiendo que lo que nos pasa se cristal • liza en nuestro cuerpo si no le dan espacio ni salida.
Paralelamente a este proceso, continuaba indagando en el campo de la infancia. Me fascina sentir la libertad, inocencia y alegría de los niños, y sobre todo, como estos atributos (y otros) sitúan en nuevos lugares los adultos que los acompañamos, porque inevitablemente nos llevan a mirar hacia adentro.
Estuve un tiempo trabajando en escuelas públicas y privadas. En busca de una formas más humanizadas y humanizadoras, que tuvieran en cuenta el preservar la esencia de las personas, descubrí la Educación Viva. Hace unos años que me dedico al acompañamiento de los procesos vitales infantiles y familiares que se dan en este contexto porque siento que cuidan el alma humana y, esto, transforma el mundo. También acompaño los adultos en el proceso de “des-aprendizaje” de antiguos patrones para poder estimar los niños tal y como son, sin interferir en su libertad: dando la bienvenida tanto a su derecho de existir como sus necesidades genuinas y, por otro lado, dando aliento a la totalidad de su ser para que se desplieguen a través de sus potencialidades en la vida.