Acompanyament Familiar

pregnant-2635034_1920

Hoy te toca revisión con la comadrona, te esperas lo de siempre, una visita como otras y mientras estás en la sala de espera, la comadrona se acerca, te saluda y dice:

Hoy te voy a pasar un cuestionario diferente  –al entrar a la consulta te mira a los ojos y te pregunta– ¿Te has sentido a menudo con ánimo triste, desesperada, deprimida? ¿Sientes que has perdido interés para las cosas? ¿Te sientes ansiosa, desbordada y que no puedes controlar tus preocupaciones?

¿Qué pensarías? Que la comadrona se ha equivocado, que esto no tiene nada que ver contigo o quizás se te remueve un poco la tripa y las entrañas… Lo más probable es que algo te resuene. Convertirse en madre es un acontecimiento fascinante en la vida de una mujer, pero momentos como el embarazo, el parto y el puerperio, también la crianza de los primeros años, son complejos a nivel emocional y físico, pueden incluso convertirse en el resorte que avive patologías presentes o previas. Sin embargo, no es fácil reconocer, o ver, la necesidad de ayuda. Es posible que alguna vez hayas pensado: «no valgo para nada, me siento incapaz, seguro que lo estoy haciendo fatal», «eso de tener un hijo es un agobio; no tengo tiempo para nada, la casa es un desastre, me veo fea, cansada, mi cuerpo ya no es lo que era», o hayas vivido momentos tristes: «No paro de llorar, no tengo ganas de salir pero en casa me pongo histérica: mi pareja llega tarde, no me entiende, me dice que soy una exagerada y pasa de mí».

La depresión y la ansiedad son los problemas de salud mental más frecuentes durante el embarazo, el 12% de las mujeres pueden tener una depresión y el 13% experimenta ansiedad en algunos momentos y estas patologías también se pueden experimentar de manera conjunta.

En Cataluña la prevalencia de trastornos depresivos y de ansiedad en el posparto es del 18% (Navarro P 2008). Debemos ser conscientes de que le puede pasar a cualquier mujer, e igual que se habla, cada vez más, el parto puede acabar como no esperamos. También hay que mencionar que un porcentaje importante de mujeres va a tener dificultades emocionales de depresión o ansiedad; tanto en el embarazo como en el posparto y que, si esto sucede, hay que pedir ayuda. Existen tratamientos psicológicos especializados en la salud mental perinatal y funcionan muy bien.

¿Por qué entonces cuesta hablar de todo esto? El estigma social que se asocia a la patología mental y que aumenta en la maternidad por la idea que ser madre es lo mejor del mundo, tiende a minimizar los síntomas psicológicos. La idea de que es una situación pasajera hace que para una madre sea muy difícil poder expresar sus emociones por la culpa, el miedo al juicio y el desconocimiento de que es algo que puede suceder. Por otro lado, siendo la salud mental perinatal algo todavía desconocido, se requiere una formación específica: la sintomatología no siempre fácil de detectar, junto a la falta de recursos adecuados que provocan que la detección precoz no sea tan fácil y que no siempre se proporcione la ayuda correcta.

La salud mental perinatal centra su atención en la importancia que las emociones tienen en la salud y en cómo afectan aspectos cruciales como la evolución del parto, el éxito de la lactancia, el vínculo, la relación de pareja o la crianza.

Propone ayudar a mujeres y a sus parejas a navegar el desconcierto, la soledad, la culpa, el miedo que trae consigo la maternidad. ¡Pero no solo esto!  Existen varias herramientas amigas que pueden ayudar a prevenir estas patologías: La psicoterapia, la farmacología por un lado, los grupos de apoyo, el mindfulness, el yoga por otro, son posibilidades que permiten prevenir y tratar, según las diferentes necesidades.

Recibir un bebé en la familia es un momento único, el gran encuentro de nuestras vidas; así que es pertinente darle la importancia que merece a la salud mental perinatal. Poder intervenir profesionalmente, si surge la necesidad, en esta época es vital es una oportunidad para mejorar la calidad de vida y generar salud. El bienestar mental empodera a los progenitores, la díada madre-bebé y la familia que acaba de crecer y los beneficios son a corto, medio y largo plazo: cuidar el nacimiento es invertir en el individuo y en el futuro de la sociedad.

Susanna d’Ambrosio

Psiquiatra infantil y de adultxs

 

Si te apetece compartir un poco más acerca la salud mental perinatal, te espero en el DIRECTO del próximo Martes 28 de mayo  junto a Susanna d’Ambrosio, responsable del área de psiquiatria infantil y de adultxs de Acompanyament Familiar a las 21h horario de Barcelona.  

Puedes conectarte a:

FBK: https://www.facebook.com/psicologiarespetuosa

Instagram: @elisendapascualmarti

¿Cuándo? MARTES 28 de mayo a las 21H

Te veo pronto y feliz crianza,

Elisenda Pascual i Martí

Psicóloga y psicoterapeuta

Directora de Acompanyament Familiar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *